TÉCNICA DE LA BISECCIÓN DEL ÁNGULO

Caso del Triángulo Equilátero

Debido a las irregularidades de los tejidos bucales, la película no siempre se puede colocar paralela a los dientes que se van a radiografiar. Cuando éstos y la película no están paralelos, los Rayos X producen una sombra sobre la película que es ya sea más corta o más larga que los propios dientes. Para obtener una sombra igual en longitud a la de los dientes se usa la técnica de bisectriz.

El éxito de esta técnica esta basada en la teoría de que si dos triángulos tienen un lado común y dos ángulos iguales, son triángulos iguales.

 

El triángulo ABC está dividido en dos triángulos por un lado común XY. Esta línea bisecciona el ángulo en B, formando dos triángulos (ABD y BCD). Los ángulos en B se hicieron iguales por la línea bisectriz XY. Esta línea tambien forma dos ángulos de 90º donde se unen los lados AC. A partir de esto, se ve que ambos triángulos tiene dos ángulos iguales y un lado común

Se puede aplicar este principio para formar las sombras. Cuando se toma una radiografía de un diente se esta formando una sombra de éste sobre la película.

La sombra formada en la película tendrá la misma longitud que el objeto cuando la fuente luminosa está en el punto L. Cuando la fuente luminosa esta en el punto P, la sombra es mas larga que el objeto. Cuando la fuente luminosa esta en el punto Q, la sombra es mas corta que el objeto.

En la boca del paciente, el diente (o dientes) viene a ser el objeto. Dibujemos una línea imaginaria que bisecte el ángulo formado por el diente y la película, dirigiendo el rayo central al centro de la película y perpendicular (en ángulo de 90°) a la línea imaginaria. Si se hace esto, de manera correcta habremos creado dos triángulos iguales en la boca del paciente, siendo la longitud de la sombra del diente registrada en la película igual a la longitud real del diente (o dientes) que ha sido radiografiado.

 

Colocación de la Película y la Cabeza del Tubo

La colocación de la película de tal manera que este centrada sobre el área de interés es de importancia vital cuando se usa la técnica de la bisección del ángulo. Una línea guía ligeramente dibujada sobre el paquete de la película ha probado ser una invaluable ayuda para la colocación correcta de esta.

En todas las películas periapicales que se usan para la exposición de las regiones anteriores (incisivos y caninos) de ambas arcadas se dibuja una línea verticalmente a través del eje mayor de cada película para dividirla en mitades derecha e izquierda. En las películas usadas para exponer los dientes posteriores (premolares y molares), en los cuales la película se coloca horizontalmente en la boca, se dibuja una línea a través del centro de la película, perpendicular a su eje mayor.

Para que la película sea colocada correctamente debe estar centrada sobre un área o diente específico. Debido a que la línea guía marca el centro de la película, si se coloca esta de tal manera que la línea guía caiga en el diente o área específica para esa exposición en particular, se sabe que la película fue centrada correctamente. La línea guía ayuda principalmente para centrar la película de manera anteroposterior (horizontal). La colocación vertical de la película es de 2mm por encima ó debajo de la línea oclusal, dependiendo de que arcada se esté examinando. Cabe hacer mención que con algunos pacientes la colocación de la película como se indica  no se puede realizar correctamente debido a restricciones anatómicas. Cuando esta condición aparece, hay que usar el propio criterio para colocar la película tan correctamente como sea posible.

Además de la colocación de la película, también hay que familiarizarse con las diferentes angulaciones de la cabeza del tubo. Las angulaciones verticales (angulación superior o inferior del cono) serán desviaciones de una línea paralela con el piso. Todas las angulaciones por encima de esta línea paralela son llamadas angulaciones verticales más; todas las angulaciones por debajo de esta línea son angulaciones verticales menos. El arco maxilar esta expuesto a los Rayos X con el cono por arriba de la línea oclusal; por eso se utilizan las angulaciones verticales más (+). La radiografía del arco mandibular se toma por debajo de esta línea, así que se utilizan las angulaciones verticales menos (-).

La angulación horizontal es la segunda fase al ajustar la cabeza del tubo. Se refiere a la colocación oblicua del cono. La colocación horizontal no esta gobernada por angulaciones numeradas definitivas (debido a la gran variedad en la forma del arco y en las posiciones de los dientes). Una regla a seguir es asegurarse que los rayos centrales pasen a través de los dientes, paralelos a las superficies interproximales de los dientes (superficie del diente en contacto con la superficie del diente adyacente del mismo arco). Si los rayos centrales no son paralelos, la imagen resultante mostrará traslapado de las superficies proximales.

La manera correcta de utilizar la técnica de bisección del ángulo es justo eso: bisectar el ángulo formado por el diente y la película justo como se ha explicado.

 Toma de la Radiografía

Cuando utilizamos la técnica de Bisección del Ángulo existen ciertas reglas que se deben de estudiar y aprender de memoria, ya que el conocimiento completo de los principios y reglas a seguir nos dará seguridad y habilidad para obtener radiografías de gran exactitud.

Las reglas aparecen en el orden de su aplicación al paciente:

  1. Al sentar al paciente, hay que pedirle que retire cualquier dentadura completa o parcial, puentes removibles, anteojos y demás objetos, ya que estos pueden estar superpuestos sobre el área de interés cuando se ve la radiografía resultante.
  2. Hay que ajustar el cabezal del sillón dental de tal manera que la arcada que se va a exponer a la emisión de Rayos X este paralelo al piso cuando se abre la boca.
  3. Muchos pacientes encuentran incómodo y difícil tener un paquete de película colocado en la boca. Para aliviar algo de la incomodidad y para hacer a la película más adaptable a los tejidos bucales del paciente, hay que suavizar suavemente las esquinas con los dedos. Teniendo cuidado de no plegar la película.
  4. Se debe colocar la película en la boca del paciente centrándola con suavidad sobre el área de interés (dientes, reborde) de tal modo de no irritar los sensibles tejidos bucales. No hay que deslizarla en posición.
  5. Se debe instruir al paciente para que sostenga la película en esta precisa posición. Para evitar el doblado excesivo de la película en el ápice radicular, el paciente tiene que aplicar la presión del dedo en la unión de la corona del diente y la línea de la encía.
  6. Mientras que el paciente mantiene la película en su posición correcta, el doctor esta libre para ajustar la cabeza del tubo a las angulaciones vertical y horizontal correctas. La punta del cono debe siempre tocar ligeramente la piel del paciente para cada exposición intrabucal. Esto asegura una adecuada densidad y contraste en la película.
  7. Hay que asegurarse que el rayo central esté dirigido hacia el centro de la película para cada exposición.
  8. El operador debe tomar su posición atrás de una pared o un escudo protector y presionar el botón activador. Tiene que presionar el botón hasta que la unidad lo impida automáticamente.

Las líneas indican la presión digital que mantiene a la película en su lugar. A y C presión incorrecta; B y D presión correcta.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s